News Media

ABC: El falso arquitecto de Madrid usó hasta siete empresas y no pagaba a los obreros



Antonio, una de las víctimas de la presunta estafa, en su vivienda TANIA SIEIRA

 

El número de teléfono que David Casanova Montesinos utilizaba para convencer a los clientes de que lo contratasen como reformista y, posteriormente, exigirles los pagos hace semanas que no da señal. Tampoco el fijo de la empresa constructora bajo la que actuaba, Esencial Home, de la que han intentado borrar todo rastro en internet al cerrar su página web, aunque todavía puede consultarse su lema: «Construyendo ilusiones». Irónico, tras todas las que ha roto al dejar decenas de hogares destrozados. El falso arquitecto trató de convertirse en una suerte de fantasma cuando las quejas de afectados comenzaron a producirse, y reproducirse, pero siguió atendiendo obras hasta dos días antes de ser detenido. Las denuncias, entonces, ya se apilaban en un despacho del Grupo de Policía Judicial de la comisaría de Tetuán, a cargo de la investigación de supuesta estafa múltiple.

Por CARLOTA BARCALA / abc.es

Pese a pretender evaporarse, el rastro de David Casonova es extenso; casi tanto como las empresas que utilizaba. La Policía Nacional ha constatado que creaba y cambiaba de sociedades, al menos desde 2019, para conseguir su objetivo. Utilizó, mínimo, siete en solo tres años con las que se habría embolsado más de un millón de euros, informan fuentes policiales a este diario, aunque para cubrirse las espaldas no figuraba en todas ellas.

De la última, Alda Home, que ya acumula dieciocho denuncias, era su madre, Rosa María Montesinos, la administradora única. Hasta marzo, cuando se produjo el cambio de titularidad, figuraba en el cargo Alejandro Delgado Domínguez. Los tres están citados a declarar este jueves en los juzgados de Instrucción de plaza de Castilla acusados de una presunta estafa que asciende a más de 350.000 euros. A los clientes que los han llevado a los tribunales se suman, según ha podido saber ABC, siete albañiles que también han denunciado por impagos.

Administrador único

Antes de Alda Home, el nombre de David sí que constaba en otras empresas de construcción como administrador único: Proyectos y Reformas Casanova –constituida hace cuatro años– y Tropiana Building Euro 2000 –creada solo año y medio antes–, todavía vigentes en el registro mercantil. Paradójicamente, al igual que ocurre en el caso de Alda Home, ninguna de ellas ha depositado cuentas en el órgano.

«Presentar las cuentas anuales es obligatorio, sea la empresa que sea y la cantidad que sea, siempre y cuando tenga actividad», explica un experto fiscal consultado por ABC: «Si durante tres años consecutivos no se presentan, el registro hace una declaración de cierre y, la empresa, ya no puede tener actividad». Si una sociedad inactiva mantiene su cuenta con ingresos «saltan las alarmas sobre posibles operaciones de blanqueo de capitales».

De las empresas no quieren oír hablar en las direcciones en las que todavía están domiciliadas, en las mejores zonas de la capital. Tanto Proyectos y Reformas Casanova como Tropiana llevan a un inmueble situado al lado del estadio Santiago Bernabéu. Allí tuvo un despacho alquilado en el interior de un piso más grande durante un año. «Se fue sin pagar lo que le faltaba de alquiler», afirman las fuentes consultadas. La Policía confirma que se le está investigando también por este extremo: «Va alquilando diferentes sitios y, tras pagar las primeras mensualidades, deja de pagar. Por eso encontrarle para arrestarlo fue complicado, porque también cambiaba de domicilio con asiduidad».

Con Alda y Esencial Home, nombre social y comercial respectivamente, el clan se trasladó al distrito de Chamberí, a dos edificios muy cercanos. Al primero de ellos llegaron hace un año y medio, justo tras constituir la sociedad, y se fueron dejando una deuda de alquiler de siete meses a razón de unos 700 euros mensuales. El caso también ha sido denunciado. «Han llegado burofaxes y cartas de un banco a nombre de Alda Home. También mucha gente lo ha venido buscando porque los habían estafado», explican en el enclave.

En el segundo, un ‘coworking’, tan solo contrataron los servicios de oficina virtual, una opción que se da para que las empresas tengan una dirección de domiciliación y un buzón en el que recibir la correspondencia. «Nunca contestaban a los teléfonos ni nos mandaron documentación actualizada tras el cambio de administrador, pese a demandársela con insistencia», explica la coordinadora del espacio, que decidió darlos de baja en junio por incumplir las normas. «Aquí no dejó nada a deber, porque el servicio de buzón son solo 35 euros al mes, pero sí ha venido gente desesperada a preguntar por él porque la dirección sigue apareciendo en internet. No solo afectados, también otros que decían que habían sido obreros. Nosotros no tenemos nada que ver con esa empresa», explica, desesperada, la responsable.

Las otras empresas en las que David ha tenido cargos no están vinculadas con la construcción y la conservación de edificaciones. Tampoco los tenía en Alda Home, aunque sí trabajaba en ella ni en el Grupo Lerele, una sociedad hostelera bajo la que figuran restaurantes en la ciudad de Ponferrada. Al mando de esta, curiosamente, están Rosa María Montesinos y Alejandro Delgado: ella, como consejera delegada; él, como presidente. La sociedad está domiciliada en una de las mejores calles del distrito de Retiro, donde no quieren ni que se mencionen los nombres. Pese a no aparecer en los papeles, a David es al único de los tres al que conocen por la zona. «El caso está judicializado», es la única declaración que el propietario del local comercial que figura como dirección quiere dar a este diario. Cuelga el teléfono en cuanto escucha hablar de David Casanova Montesinos.

Según ha podido saber ABC a través de otras fuentes, el dueño recuperó el local hace un año, después de que un juzgado le devolviese las llaves que todavía tenían los supuestos inquilinos. Lo habían arrendado con la excusa de montar un bar y lo abandonaron, de nuevo sin pagar, tras realizar unas obras en el interior. Tampoco de esta empresa constan cuentas en el registro mercantil.

Incumplimiento

El falso arquitecto, su madre y su socio acuden este jueves a los juzgados para declarar. Su abogado defiende que solo fue un incumplimiento de contrato. Serían, al menos ya, dieciocho contratos incumplidos y que ya han denunciado; además de los siete obreros que han dado el paso. Mientras tanto, afectados como Antonio ya han solicitado el traslado de sus denuncias a la comisaría de Tetuán para que se unifiquen. David estuvo en su vivienda solo dos días antes de ser arrestado, el 26 de octubre, y prometió terminar la reforma en dos semanas. Nunca sucedió.

En su caso, sus padres firmaron un contrato con el investigado de más de 30.000 euros y deben hacer uso urgente de su domicilio, ya que se les acaba el alquiler. No saben dónde podrán vivir cuando llegue el día en que sus caseros les pidan las llaves. La que es su casa sigue llena de escombros, cables sueltos, paredes descubiertas y huecos abiertos que tendrían que llenar unas ventanas que nunca se colocaron. Es la cara visible de dieciocho denunciantes que reclaman justicia.





Source link

x