News Media

la FOTO que mostraría al piloto como miembro de la guardia revolucionaria de Irán



Archivo

 

Entre las pruebas que usó el juez argentino Federico Villena para mantener retenido en el país a Gholamreza Gashemi se encuentra una foto extraída de su celular en la que se ve un soldado vestido con el uniforme de la guardia revolucionaria iraní y portando un fusil de combate FAL que con bastante concordancia sería él en su juventud.

Por: Clarín

Clarín adelanta en exclusiva la foto que el juez dio por válida aunque peritos de Gendarmería aclararon que no están cien por ciento seguros de que sea Gashemi, según revelaron fuentes policiales.

Para la abogada de la DAIA, Marta Nercellas, esa es la foto que más “complica” a Ghasemi porque se lo ve con el uniforme de las milicias iraníes que apoyan al Hezbollah e intervinieron en la guerra civil de Siria y son consideradas “terroristas” por los Estados Unidos.

El Hezbollah está acusado de haber ejecutado los atentados contra la embajada de Israel y la AMIA.

Clarin

 

Además, el contenido de temas militares de Medio Oriente del celular de Gashemi no coincide con el de un piloto dedicado a los negocios y vuelos comerciales comunes.

En el fallo, en que el juez dejó salir del país a 12 de las 19 tripulantes del avión retenido en Ezeiza desde hace casi dos meses, se dice que al confrontar una foto de Gashemi de la actualidad y esa del joven soldado “los rostros analizados presentan algunas características morfológicas concordantes, como ser forma de los labios, abertura palpebral, forma de las cejas, despeje de la frente”.

Sin embargo, “ las mismas no resultan suficientes para arribar a una conclusión categórica que permita dar correspondencia concluyente a los individuos analizados”, aclararon los peritos.

Estas imágenes “no responden a la condición de coetaneidad que deben reunir, exista una correspondencia temporal lo más próxima posible entre las tomas fotográficas” de la juventud y la actualidad. Esto es porque “los rasgos individualizantes se modifican conforme al paso del tiempo y que las personas no envejecen de la misma manera ni a la misma velocidad”, explicaron.

Con los años se produce “una variación de las regiones del rostro ya sea por cambios dentarios, sobrepeso o perdida de mismo, calvicie, pliegues de expresiones y hasta el cambio de un peinado modifican el rostro”, agregaron en el peritaje.

Otros indicios se sumaron al peritaje fotográfico. En el fallo se cita una resolución administrativa iraní que informa que varios veteranos de guerra “entre ellos Hamid Pahlavani, Gholamreza Ghasemi, y Behzad Sedaghat Nia, luego de realizar misiones (en el exterior) se les concedió el puesto de Sargento y Coronel”.

Estas mismas personas, luego de la jubilación, “serían contratadas con un sueldo mínimo entre 30 y 50 millones de Tumán en la empresa Mahan y serían pilotos de aviones no militares y civiles y el traslado de armamentos lo seguían haciendo entre los pasajeros comunes con destino al Líbano, Siria y Yemen”, agregó el juez citando un informe del FBI.

Villena recordó que “de todas las agencias y organismos estatales requeridos, las autoridades del FBI informaron que Gholamreza Ghasemi es CEO, miembro del consejo de administración de Qeshm Fars Air y, también, piloto”.

La firma Qeshm Fars Air fue sancionada por el departamento del Tesoro de los Estados Unidos en 2019 “debido a su participación directa en la actividad terrorista, afirmando, además, que dicha empresa proporciona asistencia a Qods Force y a la aerolínea iraní Mahan Air, las cuales han sido designadas como entidades terroristas (Terrorista Global Especialmente Designado, SDGT)”.

En el informe también se señaló que “Qeshm Fars Air opera vuelos de carga bajo cobertura civil para la fuerza Qods y el IRGC (Cuerpo de Guardia Revolucionaria Iraní) y los utiliza para contrabandear armas y equipos sensibles de Irán a Siria de forma regular, entre otras cosas”.

Por su parte, la empresa de aviación Mahan Air -la anterior dueña del Boeing 747- fue sancionada en octubre de 2011 por la Oficina de Activos en el Extranjero (OFAC) de los Estados Unidos por proporcionar apoyo financiero, material o tecnológico para la fuerza Qods o Quds (según la traducción) y por transportar armas y personal para Hezbollah”.

Destacó que el FBI “menciona que una de las modalidades de actuación de estas organizaciones es utilizar vuelos civiles para transportar clandestinamente armas, componentes militares avanzados, entre otros elementos. En nuestro caso, justamente se trató de un vuelo comercial (civil) comandado por el nombrado Ghasemi”.

De los celulares y otros dispositivos electrónicos ya peritados, se destacan “diversas capturas de pantallas, videos e imágenes en las que se pueden observar contextos bélicos, armas, ejércitos, dirigentes del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, como así también de las Fuerzas Armadas Quds, Hezbollah, personas a quienes se le habría quitado la vida, fotografías del logo del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán”.

Continuando con el análisis de imágenes extraídas del celular de Ghasemi, se observan “imágenes de armas militares desplegadas en el suelo, sobre un plástico blanco, y dos personas colgadas por el cuello, aparentemente sin vida; imágenes donde se observan armas nucleares, tanques de guerra y un edificio en llamas”.

También se encontraron “capturas de pantalla de grupos de la plataforma “Whatsapp” en los que el investigado comparte fotografías de personas uniformadas; fotografías del logo del Cuerpo la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán y una captura de pantalla en la que se puede observar una lista de las partes componentes de una plataforma de lanzamiento de misiles guiados de fabricación soviética”.

En otras fotos se ve a “Qasem Soleimani, Ex Comandante de las Fuerzas Quds, a Abu Mahdi AlMahandis, Ex líder militar de Kataeb Hezbollah, a Ali Hosein Jamenei, líder supremo de Irán, junto a integrantes del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán”.

Rezai tiene solicitud de captura internacional dictada por la justicia federal argentina a través de las alertas rojas de Interpol y a Hasan Nasrallah, secretario general del Hezbollah. Ambos están en el Registro Público de Personas y Entidades vinculadas a actos de Terrorismo y su Financiamiento de la Unidad de Información Financiera (UIF).

A su vez en los dispositivos electrónicos, se hallaron “ imágenes de misiles, personas armadas y/o uniformadas, tanques de guerra y la bandera de Israel con una frase en el idioma persa, la cual al ser traducida mediante traductor electrónico rezaría muerte a Israel”.

En otro de los videos “se observa al Ex Comandante de las Fuerzas Quds, Qasem Soleimani, en una animación junto a otras personas”.

A su vez, se obtuvieron otros archivos de video en los que se observan “tanques de guerra desfilando, soldados, combates, movimientos bélicos, bombardeos (sin poder determinarse el lugar donde se desarrollan) y otro en el que se observa al Ex Comandante de las Fuerzas Quds, Qasem Soleimani, dando un discurso, donde se observó una frase en aparente idioma Persa.

El texto dice : “El periódico Eslami Escribió: Si Mohsen Razaei cumple sus promesas de resolver los problemas económicos, la base de Israel desaparecerá naturalmente. Desearía que Israel se atreviera a cometer un error y nos diera una excusa para borrarlo de la faz de la tierra”, se burla el periódico de Rezaei, quien actualmente es viceministro de Economía de Irán.

El juez Villena aclaró que las fuerzas Qods y la Guardia Revolucionaria Irani “no son consideradas organizaciones terroristas en la Argentina”.

Sin embargo, en coincidencia, con la fiscal Cecilia Incardona, el jueza decidió que “corresponde profundizar esta línea de investigación”.

“Esto es, si Ghashemi pudiera estar realizando en la región aquello que se sospecha realizó en Medio Oriente con la aerolínea Qeshm Fars Air. En especial, por la enorme cantidad de vuelos a Damasco que ha realizado el imputado”, destacó el magistrado.

Para la Argentina, “el Estado Sirio no se encuentra incluido en el REPET”, el registro de terrorismo.Pero durante mucho tiempo y hasta su asesinato en el mes de febrero del año 2008, a Imad Mughniyah, jefe de operaciones de Hezbollah, partícipe de los atentados contra la AMIA y la embajada de Israel, vivió en Siria”.

El juez retuvo a Gashemi, a otros 3 iraníes y 3 venezolanos para investigar el vuelo que hicieron a Ciudad del Este, Paraguay con la hipótesis que los trabajos de Emtrasur “son actividades de pantalla” para eventualmente encubrir actividades de espionaje o terrorismo.





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.