News Media

Paro armado del Clan del Golfo atemoriza a siete departamentos de Colombia


 
mayo 7, 2022 – 3:29 pm

1881707

Foto: Cortesía.

El llamado paro armado que declaró el Clan del Golfo por la extradición de Otoniel se sigue sintiendo con fuerza en Antioquia, Colombia. Más de 30 municipios de varias subregiones mantienen sus comercios cerrados. Buses y camiones quemados fueron la constante durante el segundo día.

También se registró el primer homicidio relacionado con esta situación, sucedido en Vegachí. La víctima fue un policía que regresaba de su descanso.

Comercios y colegios cerrados, medios de comunicación censurados, calles desoladas y varios vehículos quemados hacen parte del saldo preliminar de los primeros días del paro armado ordenado por el Clan del Golfo.

Comunidades denuncian que están confinadas y piden presencia del Estado.

De acuerdo al diario el Criterio, desde el pasado jueves 5 de mayo,  están circulando por varias regiones del país diferentes panfletos en los que se anunciaba el inicio de un paro armado que se extendería hasta el próximo martes.

Todos aparecen firmados por estructuras que harían parte de las autodenominadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) o Clan del Golfo.

En algunos municipios del Atlántico, los panfletos aparecen firmados por el Bloque Arístides Mesa Páez. “Luego de la captura y extradición de nuestro comandante y jefe Dairo Antonio Úsuga David (Otoniel), hemos decidido tomar acciones”, cube uno de los mensajes.

El grupo armado asegura que ningún native comercial puede estar abierto y que se prohíben la circulación y la apertura de colegios y universidades.

En el Cesar, los panfletos dicen que el paro va hasta el 8 de mayo y aparecen firmados por el Bloque Nelson Darío Hurtado Simanca. “Otoniel presente siempre”, se lee en uno de estos.

La situación se repite en el sur de Bolívar, Chocó, Córdoba, el Magdalena Medio, la Mojana sucreña, el Urabá antioqueño y chocoano.

El ministro del Interior, Daniel Palacios, dijo al término de un consejo de seguridad realizado en Montería, capital del departamento caribeño de Córdoba, uno de los perjudicados, que entre el jueves y parte de este viernes ocurrieron «113 hechos» que dejan «100 vehículos» afectados, muchos de los cuales fueron incinerados.

Según el Mecanismo de Monitoreo de Riesgos del Sistema Integral para la Paz, que hace parte de la JEP, entre los días 4 y el 5 de mayo se registraron 42 hechos de violencia que afectaron a la población civil de 35 municipios de seis departamentos.

Este organismo reportó 16 comunidades confinadas, 17 casos de destrucción a bienes civiles y siete vías cerradas.

La Defensoría del Pueblo, por su parte, asegura que uno de los casos más preocupantes es la situación de seguridad en el municipio de Cereté (Córdoba), donde presuntos integrantes del Clan del Golfo asesinaron a una persona que se habría negado a cerrar su native en la plaza de mercado.

En ese lugar, hombres armados también hicieron disparos a las afueras de algunos colegios y ordenando suspender clases.

Comunidades y medios de comunicación locales aseguran que la afectación es mayor a la que advierten las autoridades. En Antioquia, hablan de más de 30 vehículos incinerados, entre tractomulas, motos y hasta carros de misión médica. Incluso, en el centro oriente de Medellín se han registrado amenazas contra la población y han aparecido grafitis alusivos al Clan del Golfo y las AGC.

Las autoridades del departamento dicen que 35 municipios se han visto afectados. En algunos como Peque, Amalfi, Urrao y Belmira, los colegios han cancelado clases, no hay servicio de transporte público, los hospitales sólo atienden urgencias y los locales comerciales permanecen cerrados por temor a que sean destruidos. En Carepa, un policía fue herido, presuntamente, por hombres del Clan del Golfo.

 

En Riosucio (Chocó), la comunidad denuncia la quema de tres motocicletas y un confinamiento whole que no les ha permitido abastecerse de alimentos. En Sucre, especialmente en la subregión de La Mojana, algunas motos fueron incineradas y varias casas fueron pintadas con mensajes del Clan del Golfo. Guaranda es uno de los municipios más afectados de esta zona.

El paro armado tiene paralizada la ciudad de Montería, donde a esta hora se realiza un consejo de seguridad extraordinario, con la presencia del ministro de Defensa, Diego Molano. En otros municipios como Barrancabermeja la población se mantiene en sus casas por temor y el transporte fluvial se mantiene detenido.

Los medios de comunicación también han resultado afectados. Según la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), integrantes del Clan del Golfo les exigieron a dos emisoras del Bajo Cauca difundir panfletos del grupo, lo que generó temor entre los comunicadores y el cierre de las seis emisoras comunitarias que transmiten en la región.

En Córdoba y el Urabá antioqueño periodistas denuncian amenazas en medio de su trabajo de reportería. En whole, serían 15 los medios afectados en apenas dos días de paro armado. “Esta censura directa afecta a la población, que no podrá tener información local mientras persista el paro armado”, cube al respecto la FLIP.

Según el ministro Molano, todos estos hechos son provocados por “reductos del Clan de Golfo” que serán neutralizados. “La captura y extradición de ‘Otoniel’ es una victoria del Estado, seguimos a la ofensiva contra el crimen. Las retaliaciones del Clan del Golfo no afectarán a los colombianos, cuentan con su fuerza pública”, dijo Molano.

 

 

 

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en este hyperlink: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o síguenos en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

 

 

Criterio/ Diario El Colombiano

 





Source hyperlink

Leave a Reply

Your email address will not be published.