Politics

Preso político Igbert Marín inició huelga de hambre indefinida dentro de la Dgcim


El teniente coronel Igbert Marín Chaparro, preso político recluido en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), inició el martes 22 de noviembre una huelga de hambre indefinida como medida de protesta ante los constantes abusos que asegura ha sufrido por parte de las autoridades.

En una carta pública difundida por la abogada Tamara Suju, Marín Chaparro exigió que se le respeten sus derechos mínimos, tal y como mandan las normas internacionales de reclusión. Pide derecho a recibir visitas y llamadas telefónicas, a la exposición al sol, a realizar actividades deportivas, académicas y de redención, a realizar actividades religiosas, entre otros.

«En virtud de que he sido sometido a varias y sistemáticas violaciones de los derechos humanos, subsistiendo secuestrado en estos sótanos infames durante cuatro años, ocho meses, 19 días y que a pesar de las conversaciones y dos días de ayuno como protesta ante el empeoramiento progresivo de estas condiciones inclementes, no se ha tomado ninguna acción tendente al cese de los constantes tratos crueles, inhumanos y degradantes, inicio nuevamente una huelga de hambre indefinida como protesta pacífica ante las persistentes infracciones a la Constitución Nacional, y a las leyes internacionales y nacionales», indicó parte de la misiva.

Marín Chaparro exigió que se cumpla con su traslado al Centro Nacional de Procesados Militares en Ramo Verde, como fue ordenado por el tribunal. Así como la clausura de la llamada Casa de los Sueños, una serie de sótanos dentro de la Dgcim que ha sido denunciado por organismos internacionales -entre ellos la Misión de Determinación de Hechos- como un establecimiento de torturas.

También pidió la liberación de todos los presos políticos, en particular de los estadounidenses Jerrel Kenemore y Alexis Hernández, y la presencia de organismos internacionales en la Dgcim.





Source link

x