News Media

Se revela la verdadera razón por la cual la Academia no expulsó a Will Smith

[ad_1]


EFE/EPA/NINA PROMMER

 

Pasan los días, y parece más difícil hacerse una concept exacta de lo que sucedió durante la 94 edición de los Oscar. A cambio va quedando bastante claro cuáles son sus consecuencias: Will Smith acaba de dimitir como miembro de la Academia por abofetear a Chris Rock durante la retransmisión de la última gala, enfurecido por el chiste que le había dedicado a su mujer Jada Pinkett Smith, y en lo que se refiere a Rock lo que a primera vista parecía una humillación se ha convertido en un aliciente laboral muy fructífero, vendiendo más entradas para sus espectáculos y siendo tanteado para una entrevista con Oprah Winfrey. Y hablando de entrevistas, la que hace escasas horas concedió Will Packer en Good Morning America tuvo bastante miga.

Por: 20 Minutos

Pero, ¿quién es Will Packer? Pues el productor de esta última gala, quien se hizo cargo con un objetivo concreto: enderezar los índices de audiencia que los Oscar venían cosechando de un tiempo a esta parte, teniendo su mínimo histórico en la ceremonia del año pasado. De ahí que Packer resolviera incorporar a la emisión a estrellas variadas como Beyoncé, Tony Hawk o DJ Khaled, y tomara una decisión tan criticada como excluir de la emisión en ABC la resolución de ocho categorías. Sea como sea esta edición ha recuperado espectadores (6 millones), pero sigue siendo la segunda menos vista de la historia de los Oscar, y va a ser recordada inevitablemente como la gala del bofetón.

Ha sido la agresión de Smith (que antecedió su victoria por El método Williams) lo que ha focalizado la entrevista a Packer por entero, esparciendo aún más confusión sobre lo que creíamos saber de su desarrollo. Previamente había trascendido que representantes de la Academia habían pedido a Smith que se marchara tras el bofetón para toparse con su negativa. Luego se dijo que había sido Packard quien había instado a Smith ha quedarse. Y ahora Packer se marca una tercera vía (aunque más o menos complementaria a la previa): fue Rock quien no quiso que Smith fuera expulsado de la gala. “Pensé que era parte de algo que Chris y Will estaban haciendo por su cuenta. Nada importante. No me preocupó en absoluto”, recuerda Packard sobre el momento del bofetón.

El productor revela entonces que el chiste sobre el pelo de Pinkett Smith no estaba en el guion: “Tenía una increíble lista de chistes, pero no dijo ni uno. Ninguno de los chistes previstos”, optando por improvisar la gracia que sacó de quicio a Smith. Al poco de la agresión, Packard habría acudido entre bastidores al encuentro de Rock para comprobar su estado. “Le dije ‘¿de verdad te ha pegado?’, y él me miró y dijo ‘sí, acabo de recibir un guantazo de Muhammad Ali’ como solo Chris puede hacerlo. Enseguida se puso a bromear, pero se notaba que estaba muy afectado”. Rock mantenía la suficiente entereza como para hacer una referencia al movie Ali, donde Smith había interpretado al boxeador.

De una mala situación a algo peor

“Era claramente un momento de enfrentamiento por lo que estaba pasando entre el público, pero aún no estaba seguro de que realmente le hubiera golpeado. Se lo dejé claro en plan ‘Rock, dime lo que quieras hacer, hermano’ y él decía ‘estoy bien’”, prosigue Packard. El humorista le dijo entonces que no quería que Smith fuera expulsado, para no convertir “una mala situación en algo peor”. Packer no llegó a hablar con el actor (al contrario de lo que dicen fuentes de Deadline, que también niegan este gesto de Rock), pero sí comunicó a su equipo que el cómico se negaba a que Smith abandonara el teatro Dolby.

“Esa fue la energía de Chris. Su tono no era de represalia, no estaba enfadado, así que estaba defendiendo lo que Rock quería en ese momento, que era no retirar físicamente a Will Smith en ese momento porque, como se ha explicado ya, esa era la única opción”. A Packard le preguntaron, entonces, por toda aquella gente del teatro que recibió con ovaciones a Smith según, minutos después, volvía al escenario para recoger el Oscar por El método Williams. El productor recomienda que tomemos esta escena con distancia, defendiendo a todos estos miembros del público. “No es que se trate de alguien que no conozcan. Y eso no implica que lo que hizo estuvo bien ni excusa ese comportamiento”.

“Creo que la gente en esa sala que defendió a alguien que conocían, un amigo, un hermano, con una carrera de tres décadas siendo lo contrario de lo que estábamos viendo ahora. Estas personas vieron a alguien que conocen y pensaban que todo había sido una aberración… no eran personas que aplaudieran la agresión, en absoluto”. Ante la pregunta de si hubiera sido preferible que Smith se marchara antes que recoger el premio, Packard se encoge de hombros: “Creo que lo que esperábamos era que subiera al escenario y arreglara las cosas. No podía solucionar nada entonces, pero esperábamos que lo mejorara, que subiera a ese escenario y dijera que lo que acababa de suceder estaba totalmente mal. Que dijera ‘Chris Rock, lo siento, por favor, perdóname’. Eso es lo que esperaba. Sentía que iba a ganar y quería que dijera eso”.

Pero Smith no lo dijo, y al propio productor le acabaron lloviendo las críticas cuando horas después del incidente tuiteó un burlón “welp, ya dije que esto no sería aburrido”. Ante las acusaciones de tomarse a la ligera la gravedad de la agresión, Packer responde con tranquilidad: “Los negros tenemos un sentido del humor desafiante cuando se trata de lidiar con el dolor porque sabemos mucho de eso. No tengo necesidad de explicarme. Pero tampoco me importa ser transparente y decir que fue un momento doloroso para mí. A muchos niveles”.



[ad_2]

Source hyperlink

Leave a Reply

Your email address will not be published.