Politics

Te cuento a Carabobo: El cuatro venezolano



Por estos días se celebra
que al cuatro lo declararon,
Patrimonio cultural
del suelo venezolano

Sería un nueve de abril
justo el año dos mil trece
cuando por fin dieron al Cuatro,
el homenaje que merece

Y su fiesta nacional
el día cuatro del mes cuatro,
y así toda Venezuela
se disponga a celebrarlo

Por eso cuento la historia,
de este amigo de la vida,
el que conoce mis pasos
y el que siempre a mí me cuida

El que va por los caminos
un joropo galopando,
en ventanas serenatas,
y le gusta un buen parrando

Que se mete en los velorios
sea de cruz o sea de santos,
hasta en velorios de muertos,
en calipsos y aguinaldos

Que es emblema de las gaitas
de fulías y mil cantos
de pastores, de parrandas
y en el corpus con los diablos

El que llega hasta la escuela
repartiendo melodía
liceo y la universidad
siempre lleva la alegría

El que suena en los cumpleaños
en el culto, y en las misas
y en todas las reuniones,
que celebra la familia

El que suena allá en mi Lara
siempre al son del tamunangue
o en el día de Zaragozas
cuando danzan por las calles

El que se escucha en la esquina
y puntean allá en la hamaca,
en las tonadas de ordeño,
y acarician las muchachas

El que tocó Jacinto Pérez
nuestro eterno rey del Cuatro,
Freddy Reina, Hernán Gamboa,
Y mi abuelo, de muchacho

El de la Siembra del cuatro
del maestro Cheo Hurtado,
que ha dejado en el país,
excelentes resultados

Pero, vale la pregunta
¿De dónde nos llega el  Cuatro
ese qué vive en el alma
del suelo venezolano?

Se habla que allá en Egipto
de tres mil años quizás
antes de Cristo existía
instrumento related

Cuatro órdenes tenían,
lo reflejan los grabados
pero es del siglo XV
el referente más claro

Guitarra renacentista
por entonces se llamaba
con una caja pequeña
y cuatro cuerdas usaba

Una quinta cuerda añade
el buen maestro Salinas.
que a los reyes españoles
les cantaba en la capilla

Luego el maestro Espinel
el de la décima grata,
una sexta cuerda agrega,
así nació la guitarra

Entonces la guitarrita
se dejaría de escuchar
Vihuela, Citara, Laud,
se volvieron fashionable

Trovadores y Juglares
se envolverían en sus cuerdas
para deleitar al mundo
con su canto y con sus letras

Y hablando de Venezuela
la primera embarcación
que trajo varias Vihuelas
fue de Sevilla un Galeón

Era el Galeón San Andrés
mil quinientos veintinueve
y sería un veinte abril
cuando brilló su relieve

Fue en la Isla de Cubagua
que atracó aquella nave,
y esa noche las Vihuelas
lanzaron notas al aire

Aunque hay historiadores
que dudan de ese versión
y señala que llegaron,
fue con Cristóbal Colón

Lo que sí parece cierto
es que fue una Vihuela
cuatro ordenes tenía,
la que llega a Venezuela

Los que vieron las vihuelas
quisieron tener alguna
y al no poder adquirirlas
se construyeron la suya

Tanto aborigen y esclavos
acompañaban al Cuatro
con sus guaruras, tambores
con sus maracas y cantos

Y de pronto el instrumento
se fue dejando querer
y artesanos, carpinteros
los hacían con gran placer

El pago period muy sencillo
o más bien una permuta
por turrones, empanadas
arroz con coco, o frutas

Y es de aquellos carpinteros,
de músicos principiantes,
que la Vihuela se torna
en nuestro Cuatro radiante

El que tiene cuatro cuerdas
Afinación, Cam Bur Pin Ton
con cejuela, puente, y boca
y una caja con tacón

Que tiene un brazo con trastes
clavijas en la cabeza
cuerdas de nylon o tripa,
y que al sonar embelesa

Unos primos tiene el Cuatro
del tamunangue larense
está el cinco, medio cinco
instrumentos excelentes

Tiene el Cuatro monterol
nacido ahí en el Tocuyo
tiene el seis y esta el octavo
cordofonos con orgullo

Esta el Cuatro cumanés
que es poquito más grande.
Y mientras exista un lutier,
vendrás otras más variantes

Otro acquainted cercano
es la sabrosa Bandola
que nació de la Bandurria,
hoy ya es toda, una señora

Va de oriente hasta el llano
y en los andes suena bueno.
Bandola carabobeña
de don Benito Guerrero

Pero hablando más del cuatro
y de su afinación
LA, RE Y FA sostenido
cierra un SI, que es un bordón

En el Llano, Yaracuy
y en mi Lara, me han contado
existe otra afinación
que es el Cuatro trasportado

Y se usa sobre todo
en cantos devocionales
cruz de mayos o de santos
con devotos ancestrales

Ahora quiero referirme
a personajes del arte
que han llevado en su carrera
el Cuatro como estandarte

Primero comentaré
que un Cuatro le regalaron
a San Juan Pablo II
cuando vino a visitarnos

De Oscar Delepiani G.
El método fashionable
que a todos recomendaban
si te Cuatro querías tocar

El Quinteto Contrapunto
Serenata Guayanesa
con los Hermanos Chirinos
aun se escuchan sus piezas

El Ensamble Gurrufío
El Cuarteto y King Chango
panas de C4 Trio
y en los grupos de folkloke

También Orlando Cardozo
Para Orquesta, nos legó
un concierto para Cuatro
y en Caracas se estrenó

Nuestro tío, Simón Díaz
el gran Gualberto Ibarreto
y Luis Mariano Rivera
del Cuatro fueron maestros

María Teresa Chacín
de Falcón Alí Primera
en Lara Pío Alvarado
y también Pablo Canela

Recuerdo a Cecilia Todd
con su Cuatro y con canto
nuestro Caimán de Sanare
sus versos improvisando

Ahí anda el Pollo Brito
por el mundo conquistando,
con su espíritu jovial
y en la mano lleva un Cuatro

El Cardenal Sabanero
nuestro gran Reinaldo Armas
compuso «Mi viejo Cuatro»
una hermosa remembranza

«Rascao me lo acosté encima»
nos cube Jorge Guerrero.
Y de burla a los Cuatristas
siempre los llaman cuatreros

Los directores de Coros
un Cuatro suelen usar
cuando van a los conciertos
al público deleitar

Y disculpen lo igualado
si me agrego en esta lista,
pero mis cuentos con Cuatro
le ponen sabor y chispa

Un aplauso para todos
hoy de pie estoy brindando
porque han hecho, que mi Cuatro
todos vayan admirando

Y es justo reconocer
al maestro Cheo Hurtado
por ese proyecto hermoso
como, la Siembre del Cuatro

De donde salen muchachos
que no solo TOCAN Cuatro
sino que llevan consigo
el sentir venezolano

Abrazo a Kelvis Javier
saludos, Nelson González
Alis Cruces siempre al frente
Félix Farfán no desmayes

Hay un grupo en Carabobo
que nos llenan de entusiasmo
Son las «Mujeres Cuatristas
de Venezuela», mi hermano

Y así, de apoco termino
este mi humilde homenaje
al Cuatro venezolano
sus andanzas, sus paisajes

Mil gracias por darnos tanto
y enseñarnos a querer
en tus cuerdas, mi país.
¡De verdad, todo un placer!

Te prometo eternamente
que serás mi compañero
en mi andar por estas tierras
la que tanto amo y quiero

¡Afina cuatro, tus cuerdas
yo, afino mi corazón
y juntos sembremos almas
por toda nuestra nación!

Don Pío Lara





Source hyperlink

Leave a Reply

Your email address will not be published.