News Media

The Lost Daughter arrasó en los premios Spirit del cine independiente


The Lost Daughter

The Lost Daughter, la película sobre las luces y sombras de la maternidad que protagoniza Olivia Colman, arrasó en la edición 37 de los premios Spirit del cine independiente.

El filme, que Netflix adquirió tras su estreno en el Festival de Venecia, se llevó los galardones a la Mejor Película, Mejor Guion y Mejor Dirección para Maggie Gyllenhaal, que subió al escenario hasta en tres ocasiones, la última para recoger el premio de la mano del español Javier Bardem.

Aunque, curiosamente, Colman -que es candidata al Oscar por protagonizar esta cinta- no se llevó el galardón a la Mejor Actriz porque ni siquiera logró estar entre las nominadas.

En su lugar, el premio fue para Taylour Paige, protagonista de Zola, una de las sorpresas recientes del «indie» estadounidense cuya trama está inspirada en un hilo viral de Twitter.

Simon Rex, por su parte, triunfó en la categoría masculina con Red Rocket.

Conocidos como «los Oscar del indie», los Spirit solo reconocen a películas cuyo presupuesto esté por debajo de los 22,5 millones de dólares, bastante bajo para los estándares de los estudios de Hollywood pero appreciable para las industrias cinematográficas de otros países.

«Es la primera vez que estoy en estos premios y he hecho mucho cine independiente, así que entiendo que para llegar aquí tienes que hacer una película realmente buena», bromeó en el escenario Kristen Stewart, que acudió a la gala como «presidenta de honor» en plena promoción de su candidatura para los Oscar.

A veces, los Spirit son un excelente termómetro para los Oscar. Por ejemplo, Nomadland y Moonlight ganaron en esta gala días antes de triunfar como mejor película en los Oscar.

Pero este año han abrazado más su espíritu independiente y ninguna de las cintas que estaban nominadas (A Chiara, C»mon C»mon, The Lost Daughter, The Novice y Zola) repetirán en los premios de la Academia de Hollywood.

Coda y Drive My Car más fuertes para el Oscar

El palmarés dejó, sin embargo, algunas predicciones.

El actor Troy Kotsur se llevó el premio a la Mejor Interpretación de Reparto por CODA, película en la que la mayoría de actores son sordomudos y que la semana pasada se hizo con el premio estrella en los galardones del Sindicato de Actores (SAG Awards, en inglés).

La cinta lleva días subiendo como la espuma en las apuestas para los Oscar y Kotsur prácticamente ha asegurado su puesto de favorito.

«Los productores a menudo tienen miedo y se preguntan si habrá mercado para una cinta que tiene la audacia de elegir actores sordos (…) A veces me siento como un bichito en el suelo. Ahora soy un gran bicho», dijo el actor a la prensa tras recoger el galardón.

En el apartado internacional, la japonesa Drive My Car se impuso como la Mejor Película Extranjera, una categoría en la que también estaban nominadas la española Madres paralelas y la mexicana Noche de fuego.

Pero Drive My Car, que adapta una historia del escritor Haruki Murakami, tiene sus miras aún más altas: como ya pasó con Parasite, el filme también aspira a la estatuilla a Mejor Película en los Oscar, y toda cosecha previa en Hollywood se traduce en más apoyos de los votantes.

En documental triunfó otro aspirante al Oscar, la musical Summer of Love, que al ritmo de Stevie Wonder y Nina Simone repasa el pageant afroamericano que se celebró en Nueva York durante el verano de 1969 a unos pocos kilómetros del histórico Woodstock.

Javier Bardem: Quiero expresar mi apoyo a Ucrania

Javier Bardem estuvo las celebridades que se dejaron ver en la ceremonia, celebrada en la playa de Santa Mónica y con un ambiente mucho más relajado que el resto de la parafernalia que rodea la temporada de premios de Hollywood.

El español, puso el broche remaining a la gala al entregar el premio a la Mejor Película.

Pero antes, el actor aprovechó el escenario para referirse a la guerra que se libra en suelo europeo tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

«Quiero expresar mi apoyo a Ucrania y por una solución diplomática y pacífica a esta situación», declaró entre aplausos.

Stewart también dedicó palabras se apoyo al pueblo ucraniano y varios de los asistentes llevaron los colores azul y amarillo de su bandera.

El periodismo independiente necesita del apoyo de sus
lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance.
¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!



Source hyperlink

Leave a Reply

Your email address will not be published.